Jurisdicción

Un caso de disolución se puede iniciar en el condado de Yolo si uno o ambos cónyuges/pareja han residido en este condado por lo menos durante los últimos 3 meses, y en el estado de California por los últimos 6 meses. Para casos de separación legal o nulidad, uno o ambos cónyuges/pareja simplemente tienen que ser residentes del condado de Yolo cuando se inicie el caso. 

 

Si su cónyuge vive fuera de California y es probable que objete al hecho que el caso se inicie en California, debería asesorarse con un abogado.