Casos testamentarios

La corte testamentaria se encarga de supervisar la distribución de bienes de las personas que han fallecido. La corte testamentaria también supervisa una serie de actos procesales de protección legal. Protege los derechos personales y de la propiedad de los menores y adultos que no se pueden cuidar a sí mismos o a sus bienes. La corte supervisa en forma continua la conducta de las personas responsables por el cuidado y custodia de la persona y/o el patrimonio de menores y adultos.

Los tipos de casos que se consideran en la corte testamentaria son:


1. Sucesión del difunto: transferencia de bienes que pertenecieron a una persona que falleció (el difunto).
2. Fideicomisos: administración de fideicomisos en vida y testamentarios.
3. Tutelas de adultos: designación de una persona para hacerse cargo de las finanzas y/o el cuidado de un adulto de edad avanzada, o un adulto con discapacidades del desarrollo, cuando no pueden cuidarse a sí mismos.
4. Tutelas de menores: autorizar a una persona a hacerse cargo de las finanzas y/o el cuidado de un menor cuyos padres no pueden cuidarlo.
5. Casos de LPS (Ley Lanterman-Petris-Short): nombramiento de una persona para tomar ciertas decisiones sobre la salud mental de alguien que está seriamente discapacitado o que no puede cuidar de sus necesidades personales.

 

SUCESIÓN DEL DIFUNTO

La corte testamentaria supervisa el reparto de los bienes de una persona que falleció (el difunto). El difunto tiene que haber sido residente de California o tenido propiedad dentro del estado. Esta propiedad se llama "patrimonio del difunto". Parte de la función de la corte es supervisar el pago de las deudas del difunto y el reparto de los bienes a sus beneficiarios.

No es necesario realizar la sucesión del difunto si:


1. Hay un cónyuge sobreviviente y el patrimonio se compone enteramente de bienes comunitarios;
2. El bien es de tenencia conjunta con otra persona;
3. El bien fue transferido por donación antes del fallecimiento o colocado en ciertos tipos de "fideicomisos en vida";
4. El bien consiste de dinero en una cuenta bancaria conjunta a nombre de dos personas en tenencia conjunta, y será transferido directamente a la persona sobreviviente.

 

Si el patrimonio no vale más que $100,000 tampoco hará falta realizar una sucesión completa a través de la corte.

Si el difunto tiene un testamento, la persona en posesión del mismo deberá presentarlo ante la corte del condado donde vivió el difunto en un término de 30 días de su fallecimiento.

A continuación se enumeran los tipos de documentos legales que se pueden presentar ante la corte para iniciar la sucesión de un patrimonio:


1. Petición de sucesión por testamento y cartas testamentarias: este documento se usa cuando el difunto tiene un testamento y la presentación del caso está a cargo de la persona nombrada como "ejecutor" del testamento.
2. Petición de sucesión por testamento y cartas de administración con testamento anexado: este documento se usa cuando el difunto tiene un testamento pero:
(a) No nombró a un ejecutor en el testamento;
(b) El ejecutor nombrado en el testamento ha fallecido; o
(c) La persona nombrada como ejecutor no quiere serlo.
3. Petición de cartas de administración: este documento se usa cuando el difunto no tiene un testamento y se pide a la corte que nombre a un administrador para que cumpla las funciones de representante personal (como si fuera un ejecutor) del patrimonio.
4. Petición de cartas de administración especial: una petición para autorizar actos limitados en nombre de la sucesión cuando hay una disputa sobre el testamento, antes de que se emitan cartas de administración permanente o se otorguen poderes permanentes. Esta petición se puede tratar y conceder ex parte, si no hay disputa.

 

Estos formularios se pueden descargar del Centro de Ayuda de las Cortes de California

Después de la audiencia sobre la petición, la corte puede emitir “cartas testamentarias" o “cartas de administración" para nombrar a un ejecutor o administrador. Mientras dure la administración de la sucesión, será necesario presentar copias de estas cartas ante bancos, compañías de títulos, agencias tributarias federales y estatales, y otros.

Se debe publicar un “Aviso de petición para administrar sucesión" para notificar a los acreedores que pueden presentar sus reclamos ante la sucesión. El aviso indicará el plazo en que los acreedores tienen que presentar sus reclamos. En general, tendrán 4 meses para presentar un reclamo.

Los casos testamentarios tardan tiempo en resolverse en la corte. Hace falta tomar muchos pasos detallados para asegurar que se hayan identificado todos los bienes, que se haya pagado a todos los acreedores y todos los impuestos, y que los bienes se transfieran a los beneficiarios correspondientes. Después de presentar una petición para nombrar ejecutor o administrador, pasarán cuatro a seis semanas para hacer efectivo el nombramiento. Pasará un mínimo de cuatro meses después de la publicación del Aviso a los acreedores para que se pueda tomar cualquier medida para distribuir o cerrar la sucesión. La corte se tiene que involucrar más en algunas sucesiones que en otras, y esto puede llegar a prolongar el plazo para cerrar el caso.

Se pueden usar los siguientes procedimientos sumarios como sustituto de la administración de una sucesión:


1. Petición de propiedad conyugal
2. Petición de sucesión de bien raíz
3. Declaración jurada de patrimonio de poca monta

TUTELAS DE ADULTOS

Un tutor es una persona u organización nombrada por la corte para administrar las finanzas y/o el cuidado personal de un individuo física o mentalmente incapaz de hacerlo por sí mismo. La persona que no se puede cuidar a sí misma se llama el “pupilo". La corte dará por terminada una tutela de adulto cuando el pupilo fallezca o recupere la capacidad para cuidar de sus propios asuntos, o cuando el patrimonio del pupilo se quede sin dinero.

Existen dos tipos de tutelas de adultos:

 


1. Tutela testamentaria limitada: este tipo de tutela se usa cuando un adulto tiene una discapacidad del desarrollo y los poderes del tutor se limitan a permitir que la persona discapacitada pueda vivir de la forma más independiente posible.
2. Tutela testamentaria general: este tipo de tutela se usa para todos los demás adultos que no pueden suplir sus necesidades personales debido a lesión física, edad avanzada, demencia u otras afecciones que lo inhabilitan para cuidarse a sí mismos o resistir influencias indebidas.

Si se debe nombrar a un tutor inmediatamente debido a una emergencia, es posible que corresponda establecer una tutela temporal. Se puede presentar una Petición de tutela temporal al mismo tiempo que la Petición de tutela limitada o general, o también se puede presentar más adelante si fuera necesario. La petición para nombrar al tutor temporal es una presentación ex parte, lo que quiere decir que el peticionario no podrá explicar personalmente por qué es necesario efectuar el nombramiento. Toda la información necesaria para justificar el nombramiento de emergencia tiene que estar presente en la solicitud, incluyendo copias de informes pertinentes médicos, policiales o de los servicios de protección.

Para solicitar el nombramiento de un tutor de adultos, harán falta los siguientes formularios:

 


1. Petición de nombramiento de un tutor testamentario
2. Información suplementaria confidencial
3. Formulario confidencial de evaluación
4. Formulario confidencial de evaluación del tutor (no es necesario para un tutor público)
5. Orden de nombramiento de un investigador de la corte
6. Aviso de audiencia

Vea el Centro de Ayuda de las Cortes de California. Este sitio Web contiene información adicional sobre cómo solicitar una tutela.

Después de haber presentado la Petición de tutela, el secretario fijará una fecha de audiencia. Se asignará a un investigador de la corte para que entreviste antes de la primera audiencia a la persona sujeto de la petición. Después de nombrarse al tutor, el investigador de la corte entrevistará periódicamente tanto al pupilo como al tutor, y presentará un informe con sus conclusiones sobre el cuidado provisto por el tutor y el estado del patrimonio.

Si se lo nombra tutor, tendrá que:

 


1. Coordinar el cuidado y protección del pupilo,
2. Decidir dónde va a vivir el pupilo y
3. Coordinar la atención de salud, vestimenta, cuidado personal, limpieza doméstica, transporte y recreación del pupilo.

Si se lo nombra tutor de un patrimonio, tendrá que:

 


1. Administrar las finanzas del pupilo;
2. Proteger los ingresos y bienes del pupilo;
3. Hacer una lista de todos los bienes del patrimonio;
4. Hacer un plan para asegurar que se suplan las necesidades del pupilo;
5. Asegurar que se paguen las facturas del pupilo;
6. Invertir el dinero del patrimonio;
7. Solicitar todos los beneficios para los que el pupilo sea elegible;
8. Presentar y pagar los impuestos a tiempo;
9. Mantener registros financieros exactos;
10. Presentar informes financieros periódicos ante la corte y otras personas interesadas.

Tutelas Lanterman-Petris-Short (LPS)

La tutela LPS se usa sólo para personas que sufren de un trastorno mental, alcoholismo o drogadicción, que pueden presentar un peligro para sí mismas u otros, y que necesitan tratamiento de salud mental pero no pueden o no quieren aceptarlo voluntariamente. El tutor es responsable por encontrar un lugar donde el pupilo pueda vivir y recibir tratamiento de salud mental. Como es posible que se encierre al pupilo en una institución, se otorgan protecciones especiales para proteger sus derechos civiles. Estos casos son confidenciales.


TUTELAS DE MENORES

Las tutelas de menores se establecen cuando:

 


1. Se otorga custodia de un menor a una persona que no es uno de sus padres, o
2. Se da autoridad a una persona sobre los bienes de un menor, lo cual se llama tutela del patrimonio.

 

El menor no debe haber cumplido 18 años de edad, y el tutor debe ser un adulto. La corte nombrará a un investigador para que investigue a cualquier persona que quiera ser tutor.

Cuando un menor va a recibir una gran donación o herencia de dinero, con frecuencia se presenta una Petición de tutor del patrimonio. El tutor podrá tomar decisiones financieras en nombre del menor. La corte puede exigir que se depositen los fondos en una cuenta bancaria bloqueada, y que sólo se puedan realizar retiros de la cuenta con permiso previo de la corte.

Si hay una necesidad urgente, se puede conceder una Tutela temporal, que permite a una persona ser tutor legal de un menor antes de la audiencia para nombrar a un tutor general. La solicitud de tutela temporal no se puede presentar por separado de la tutela de menores. Es una presentación ex parte, que quiere decir que el peticionario tiene que incluir en su Declaración de respaldo a la tutela temporal información detallada sobre el peligro presente para el menor. Se deben adjuntar a la declaración copias de informes policiales existentes o recomendaciones de la agencia de Servicios de Protección de Menores (CPS).

Para solicitar una tutela de menores permanente, hacen falta los siguientes formularios:


1. Petición para nombrar al tutor de un menor de edad
2. Aviso de audiencia - Tutela de menores o de adultos
3. Formulario confidencial para evaluación del tutor de un menor
4. Declaración conforme a la Ley Uniforme de Jurisdicción y Cumplimiento de Custodia de los Hijos para tutelas de una persona.

 

Estos formularios se pueden descargar del Centro de Ayuda de las Cortes de California.

Además tendrá que llenar un formulario local llamado Formulario de información familiar.

La corte brinda ayuda individual para preparar los documentos de solicitud de tutela. Para ello haga una cita llamando al (530) 406-6792.

Después de haber presentado la Petición de nombramiento de un tutor, el secretario fijará una fecha de audiencia. Durante el periodo de tiempo entre la presentación de la petición y la audiencia, un investigador de la corte averiguará los antecedentes de cada tutor propuesto, cada persona adulta que viva en la misma casa donde va a residir el menor y cualquier persona listada como cuidador potencial del menor.

Una alternativa a una tutela de menores puede ser una Declaración jurada de autorización del cuidador. Este formulario sirve para que un pariente del menor lo pueda inscribir en la escuela y consentir al tratamiento médico. Las personas que no son parientes del menor también pueden usar este formulario para inscribirlo en la escuela y permitir que reciba tratamiento médico escolar.