Procedimientos posteriores al juicio

Si la decisión es a favor del propietario, se emitirá un fallo formal y un aviso de publicación de fallo. El propietario solicitará a continuación que se emita un Mandamiento de posesión. El propietario tiene que llevar este mandamiento al Departamento del Alguacil. En la mayoría de los casos, el alguacil les dará un aviso a los inquilinos diciéndoles que tienen cinco días para desalojar el predio. Si los inquilinos no dejan el predio en dicho periodo, el alguacil desalojará a los inquilinos de la propiedad y restaurará la posesión al propietario. 

 

En algunas circunstancias limitadas, es posible que el inquilino pueda obtener un plazo adicional para mudarse, ya sea hablando con el propietario o solicitando una suspensión de la orden ante la corte. Si el inquilino necesita tiempo adicional y el propietario no se lo quiere conceder, debería consultar con un abogado.